Páginas vistas en total

jueves, 17 de noviembre de 2016

Picos de Cámara, Pozán, Pico Cortés y Cueto de la Encina

El macizo de Ándara nos ofrece al sur una excepcional vista de murallones rocosos que son la delicia de todo montañero al divisarlos desde Liébana. La Morra, el Cortés, Samelar...un montón de picos con vistas desde su cima hacia esta bonita zona de Cantabria.
A la derecha del mismo, nace un nervio o cordal que delimita el valle del Duje, de los altos rocosos que componen el macizo "pequeño" de Picos y que se extiende desde este punto hacia el norte.
En sus estribaciones más meridionales, las Cumbres Avenas, con menos de 2000 metros de altura se erigen como en nacimiento de un serrato que se podría recorrer de sur a norte atravesando todo el macizo.
Todas estas montañas, transcurren paralelas al valle del Duje dirección norte y las podremos enlazar hasta su cumbre más alta, la Morra de Lechugales, en un bonito recorrido salpicado de cimas.
Macizo de Ándara desde Mogrovejo

Las montañas más importantes en altura, o que superan la altura referencia en Picos (los dosmil metros), comienzan a surgir en el Collado de Cámara con los tres picos, de mismo nombre, que se extienden hacia el norte del mismo.

Para conocerlos podemos partir desde Espinama por la pista que sube a los puertos de Áliva o aproximar en coche hasta las cercanías de la Santuca de Áliva, coqueta ermita sita en los mismos puertos.
Desde allí a tiro de piedra tenemos el Collado de Cámara, el cual nos servirá como comienzo de esta excursión.
Vista del Collado de Cámara y el cordal de cimas a su izquierda


Las Praderías de Áliva, comienzo de la excursión. Al fondo el collado al que nos dirigimos

Salimos directos hacia el Collado de Cámara por suaves praderas. Lo podemos ganar o salir ligeramente a la izquierda, ya hacia el primer Pico de Cámara.
Amanecer sobre la Peña Vieja y la Peña Olvidada

Vista de la primera cima desde el mismo collado

Una vez ganada la divisoria y bañarnos con las vistas de Liébana, ascendemos andando hasta la cumbre siguiendo trochas de ganado y algún jito aislado.
Llegando al punto más alto, con las Cumbres Avenas detrás

Cima del primer Pico de Cámara

Volvemos brevemente por nuestros pasos y sin perder mucha altura nos encaminamos hacia la segunda de las cumbres, trasponiendo una especie de espolón que baja de la primera cumbre.
Últimos metros en el 2º pico

Encontraremos vestigios de sendero y nos aupamos poniendo las manos al roquedo que configura la cima sin mayores problemas.
Edu Polvorosa llegando al pico central de los tres, con la primera cima bien diferenciada detrás

Desde esta segunda cumbre observamos al norte la pequeña torre que forma el tercer Pico de Cámara. A los pies de su falda oeste, observamos una vira ascendente que parece querer ganar metros al norte. Será nuestro acceso al último de los Picos de Cámara.
Tercer Pico de Cámara desde el segundo. A la izquierda, la vira de acceso

Bajamos del central por nuestros pasos de nuevo. Desandamos unos metros y buscamos a nuestra derecha el paso más sencillo para acercarnos al pico vecino. Al igual que en la primera de las cumbres, habrá que "saltar" un espolón rocoso que se descuelga hacia Áliva desde la segunda cumbre.
Vista hacia atrás hacia el punto por donde acceder al tercer pico desde el central

Un breve y sencillo vadeo nos deja en una senda poco marcada que desemboca en la misma vira oeste que veíamos desde el pico central. Transitamos por la vira al norte, hasta un colladín desde el que afrontamos los últimos metros trepando directos al este.
Vista del tercer pico y de la "vira verde"

Trepada de acceso a la cumbre

Corto paso de II grado

Nos montamos en el roquedo en el que encontraremos un paso de II- que al superarlo, nos deja prácticamente en la tercera cima de los Picos de Cámara. Para descender de este pico, también lo haremos por el mismo itinerario de la subida.
Cima del tercer Pico de Cámara, el situado más al norte.

Picos de Santa Ana y Aguja de la Canalona


Peña Vieja, con su celebérrimo "espolón de los Franceses" perfectamente visible en el centro de la foto

Pico Pozán, Prao Cortés y Cortés desde el 3º Pico de Cámara

Desde esta tercera altura ya tenemos visibles los siguientes tres dosmiles que pisaremos. El más cercano a nosotros, el Pico Pozán. Con sus 2178 metros, es mal llamado Jiso o Jisu. Este último topónimo hace referencia a la zona baja en la que se sitúa el arranque de la famosa "arista de los Peñalaros", pues fueron los miembros de este club, Gervasio Lastra y Ezequiel Conde en el año 1969 los que hicieron la ascensión por esta llamativo espolón. Al final con el tiempo esta clásica de escalada en Picos de Europa ha quedado comúnmente y mal denominada "arista del Jiso".

Para alcanzar la cumbre del Pozán descendemos por el itinerario de subida del Pico de Cámara norte, y nos vamos fijando a nuestra derecha por dónde trasponer el abrupto filo que nos separa de nuestro objetivo. A los pocos metros de bajar vemos un paso que lo hace factible, ahorrándonos la perdida de un buen desnivel.
Espolón que nos separa del Pico Pozán


Una vez que hemos destrepado el pequeño espolón, atacamos la montaña por la arista de la izquierda que tenemos frente a nosotros. Accedemos a ella por una de las dos fáciles canaletas que nos presenta y andando llegamos a la cima del Pico Pozán.

Acceso al Pozán
Los Picos de Cámara y las Cumbre Avenas desde el Pozán

Vista hacia el norte del Prao Cortés, nuestro siguiente objetivo

Para subir al Prao Cortés lo haremos por su vertiente noroeste, que es contraria a la que estamos llevando. Desde el Pozán, perderemos algo de altura hacia el oeste, tónica general de la excursión. Después bordeamos por la izquierda unos contrafuertes verticales que nos cortan el avance hacia el norte. Luego, seguimos a media altura en busca de la Canal de las Grajas, para acceder a la zona cimera del Prao Cortés.
En el vadeo hacia la Canal de las Grajas, sorteando las dificultades por la izquierda

Una vez en la Canal de las Grajas la remontamos hasta las sencillas campas cimeras. Como curiosidad el hecho de encontrarnos con fósiles marinos en estas calizas a mas de 2000 metros de altura.



Suaves pendientes y sendero para ganar los 2188 metros del Prao Cortés

 Al término de la canal a la derecha se abre una ladera que sin ninguna dificultad nos deja en el punto más alto.
Cortés, Morra de Lechugales y Silla de Caballo cimero desde la cumbre del Prao Cortés

Arista de los Peñalaros al pico Pozán, perfectamente visible al sur desde el Prao Cortés

Desde el Prao alcanzar de nuevo el collado que separa esta cima del comienzo de la arista hasta el Cortés. Nos encaramamos sobre la arista y por vestigio de sendero y algunas marcas rojas superamos estos primeros escarpes por la vertiente de Tanarrio durante unos pocos metros, pasando de nuevo hacia el lado de Aliva que ya no abandonaremos hasta los últimos metros. 
El objetivo es bordear las tres torres que nos cortan el paso directamente hacia el Pico Cortés. Siguiendo dichas marcas rojas y varios jitos durante el ladeo, pronto encontraremos una canaleta fácil a destrepar para continuar a media ladera hasta un leve espolón que baja de la arista y que alcanzaremos sin perder altura. 
Desde el collado que separa ambas cumbres, evitamos las dos torres por la izquierda

Seguimos algunos jitos  y en breve nos encontramos con una brecha que bajaremos sin superar en ningún momento el II grado. Una vez traspuesta y tras unos pocos metros a media ladera podremos ir ganando altura para conseguir la cima del Cortés por terreno sencillo. 2373 m. Vértice geodésico.
Los Urrieles desde el Cortés

Comentar que hasta aquí también podemos acceder tanto por la Canal de las Grajas, si queremos subir conjuntamente el Prao Cortés o por la Canal de Covarones, más incómoda que la anterior. Ambas parten de la Llomba del Toro, en Áliva.
Morra del Carnizoso, Naranjo de Bulnes y Neverón de Urriello alineados en la misma foto

Si queremos continuar el cordal hasta el Cueto de la Encina o en su Caso la Morra de Lechugales, máxima altura de este macizo, debemos emplearnos en perder ahora bastantes metros y por terreno incómodo. Desde la misma cima del Cortés en dirección norte en poco tiempo damos con una canal empinada que baja oblicua al norte, hacia la Canal del Jierru que sube desde las Vegas del Toro. Descendemos por ella unos doscientos metros buscando los mejores pasos para entrar en la del Jierru sin perder mucha altura. Terreno incómodo, pindio y suelto. Lo peor del día. 
Descendemos buscando a nuestra derecha un punto débil por el que entrar en la Canal del Jierru. Encontramos algún hito muy aislado y llegamos a la canal saltando el filo que nos corta el paso y descendiendo por una canaleta que no es visible hasta que no te asomas a ella.
 Paso de acceso hacia la canal del Jierru

Una vez en la canal, remontamos unas decenas de metros hasta el collado y de allí andando hasta la cima del Cueto de la Encina, donde encontramos una serie de pequeños castilletes que sorteamos hasta dar con el más alto. Estupendo mirador de la cara sur de la Morra y de la parte alta de la Canal de Lechugales
La Tabla del Pino, Pico de la Canal Mermeja y Mermejo la Tabla desde el collado

Cueto de la Encina

Vista hacia el Cortés desde la cima

El descenso lo hacemos por el mismo sitio de subida. Bajamos la Canal del Jierru y sobre los 1500 metros de altura giramos buscando el sendero que a media ladera y sin perder altura nos llevará de vuelta a la ermita de Nuestra Señora de las Nieves, en los Puertos de Áliva, dónde comenzamos nuestra excursión.

Mapa del recorrido






No hay comentarios:

Publicar un comentario