Páginas vistas en total

lunes, 10 de julio de 2017

Torre de Ita

Desde el valle de Valdeón, se levanta al norte un imponente murallón calizo que a nadie deja indiferente. Paredes verticales, que incitan a la escalada, esconden tras ellas un ramillete de cumbres que suponen los primeros dosmiles de la zona sur del Cornión.
Si bien desde las localidades del valle destacan a primera vista las Arestas, la torre Ciega o la Bermeja, la cercanía de las lleras y picos de Pambuches, hace que queden ocultas a la vista otras montañas y picas también interesantes. Entre ellas, la torre de Ita.
Vertiente suroeste de la Torre de Ita, por donde discurre su ruta normal.

La ascensión de esta torre la haremos a través de su cara oeste-suroeste, trepando por una canal y una sucesión bloques más difíciles en apariencia que luego en la práctica.
El punto de partida será la localidad de Posada de Valdeón, teniendo varias opciones para alcanzar su base. La ruta más directa y corta es la que nos lleva a remontar la canal de Pambuches y bordear el hoyo tras el Horcado por el norte, al mismo tiempo que pasamos bajo la vertiente septentrional de la torre Ciega.  La otra opción -que es la que describo- es bastante más cómoda, pero también más larga en distancia. Consiste en acercarnos por el sur, a través de las Lleras de Pambuches (o  por el sedo del Gato), canal del Bufón y los hoyos Llerosos.
Acceso desde Posada de Valdeón sobre el Mapa de M.A. Adrados.

Saliendo del pueblo hacia el norte, seguimos el sendero que asciende en dirección a la canal de Pambuches pasando antes por Pantivalles. Al dejar atrás la fuente, el sendero se funde con la pedrera de la canal. Seguimos las trazas ascendentes en zig zag y nos vamos fijando a nuestra izquierda en busca de un sedo que nos adentrará en las verdes Lleras de Pambuches. Una vez en ellas, seguimos el camino jitado dejando a nuestra derecha el paredón meridional que a plomo cae de la Torre Ciega. A través de agradables campas coronamos el collado de Pambuches.  
Desde el collado de Pambuches el Bolo se mimetiza con la torre del Collado Verde. Entre ambas, asciende la canal del Bufón.

Frente a nosotros se abre el hoyo del Bufón, el cual bordearemos con la intención de buscar la entrada a la canal de mismo nombre. remontamos la misma pegados a  la derecha de la pedrera que ésta nos brinda. Caminamos  próximos al roquedo o incluso sobre él para facilitar el tránsito.
A su fin, damos vista a los hoyos Llerosos y al noroeste aparece ya nuestro objetivo. Buscamos vestigios de senderos que atraviesan el hoyo por el norte y sin perder  altura, con la torre a la vista, nos acercamos directamente virando al noreste.
Torre de Ita y torre Ciega desde la parte alta de la canal del Bufón.

Es por esta vertiente que tenemos ahora frente a nosotros -la oeste- donde discurre su vía normal. Seguimos hacia el collado que forma la Torre de Ita con la tercera Torre de Parda, situada a su izquierda –oeste-. Habremos pasado antes también bajo el Pardo Pescuezo y la Torre de Parda sur. 


Unos metros debajo de dicho collado, nos preparamos para abordar en primera instancia un murete de unos ocho metros que superamos con trepadas de II+, acabando bajo el nacimiento de la canal oeste de la Torre de Ita. Para entrar en ella, debemos trepar de continuo otro muro similar de III grado justo al lado de una gran oquedad, siendo una pequeña fisura-diedro situada a la izquierda la más practicable. Ganamos la base de la canal emplazados en una repisa donde montaremos la primera reunión en el caso de decidir encordarnos. Tenemos la posibilidad de proteger toda la ascensión con empotradores y friends pequeños, más dos cordinos de 30 metros.
La primera tirada es corta y supera una canaleta de III grado en la que prestaremos atención a la piedra suelta, ya que los compañeros que vienen detrás no quedan debidamente protegidos. Llegamos pronto a dos clavos con cordinos y maillón en los que montaremos el primer relevo. 
Comienzo de la canal oeste.

Vista hacia abajo de la canal desde la R1.

Salimos del mismo hacia la derecha por una vira de unos tres metros que termina al pie de un corto diedro de bloques sueltos. Superamos este pasaje III+ y seguimos trepando por otra canaleta cerca de la arista que se asoma a los hoyos Llerosos hasta que, ya muy arriba,  nos topamos con un murete vertical que nos corta el paso. 
Hacemos un paso a la izquierda saltando una aérea brecha (III+) para montar reunión a dos metros sobre dos clavos con cordinos. Desde aquí a la cima solo nos queda sortear un gran bloque por su derecha hasta el punto más alto de la torre de Ita, 2256 m.
Llegando a la segunda reunión, situada bajo la cumbre.

Cumbre de la torre de Ita con la torre Ciega a la izquierda y el Friero al fondo. 

Panorámica hacia el oeste desde la cima.

Desdenceremos con dos rápeles desde las instalaciones de reunión. El último, justo de 30 metros. Con lo que no necesitaremos cuerdas más largas para subir a esta bonita montaña.
Primer y segundo rapel respectivamente.

La primera ascensión a esta torre, como a casi todas las agujas notables de los Picos de Europa, se debe a Alfonso Martínez, concretamente el 7 de septiembre de 1956. Esta vez no ascendió con su hermano Juan Tomás, ni con el "Noy", sino con los dos hijos de José Ramón Lueje; Isabel Lueje Córdoba y su hermano pequeño Pedro, además de un sobrino. Mientras tanto, el padre los esperó paciente en la base de la hasta entonces innominada torre.
Tras la escalada, Alfonso bautiza y dedica el nombre de la torre a Isabel, la cual era apodada familiarmente "Ita" (Isabelita).

Jose Tascón, octubre de 2014.




2 comentarios:

  1. Como siempre es una gozada leer vuestras aventuras!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo digo!. A ver si nos juntamos los 4 y preparamos alguna. Un abrazo fenómeno.

      Eliminar